Boletín LABCLIN2014 nº7 | Septiembre 2014

EL LABORATORIO CLÍNICO EN LA REPRODUCCIÓN ASISTIDA: PRESENTE Y FUTURO

PRESENTACIÓN DEL SIMPOSIO 9


 

ENTREVISTA A DAVID PÉREZ SURRIBAS, CO-MODERADOR DEL CURSO PRE-CONGRESO 4:
“ACTUALIZACIÓN EN BIOMARCADORES ÓSEOS”

 

Dr. Pérez Surribas

El Dr. Pérez Surribas es Director Técnico del Laboratorio Pasteur de Andorra la Vella.

1. Usted es moderador del curso Pre-Congreso 4, ¿qué temas se tratarán en él? ¿Qué puntos destacaría?
Soy moderador conjuntamente con Xavier Filella, del Servicio de Bioquímica y Genética molecular del Hospital Clínic de Barcelona. De forma muy resumida, los huesos se remodelan constantemente para reparar el daño que se produce por fatiga del material, y también para satisfacer la necesidad de calcio del organismo. Los mecanismos fisiológicos de estos procesos son muy complejos y su sistema de control se ha ido conociendo en detalle en los últimos años. Los biomarcadores óseos constituyen una herramienta no invasiva para conocer el remodelado muy empleada por los médicos en determinadas situaciones.

2. ¿Quién participará? ¿A quién va dirigido?
Como profesores del curso, aparte de Xavier Filella, intervendrán M. Cruz Cárdenas, del Servicio de Análisis Clínicos del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Teresa Rodríguez, que ha ejercido durante años en el Servicio de Análisis Clínicos del Hospital General Gran Canaria Dr. Negrín, y yo mismo. La verdad es que estos tres compañeros son unos grandes docentes que han participado en muchos cursos y documentos relevantes, que se manejan a la perfección en temas muy diversos, y con un montón de años de actividad asistencial a sus espaldas en este y otros temas. En cuanto a quién va dirigido, el curso está pensado para bioquímicos y analistas clínicos que quieren actualizar sus conocimientos en el tema, o bien, si no es su área habitual de trabajo, que desean disponer de una información amplia.

3. ¿Por qué es importante esta actualización en biomarcadores óseos? ¿Qué aportará respecto a lo que ya conocemos?
Por la relevancia de las enfermedades en las que estos biomarcadores van a ayudar al médico: la osteoporosis es una enfermedad con una distribución mundial y una prevalencia que es alta y que irá en aumento en los próximos años, y con unas consecuencias, las fracturas, que suponen un alto coste socioeconómico. Los biomarcadores óseos son un factor de riesgo independiente de la densitometría ósea, son muy útiles en la monitorización con diversos grupos de medicamentos, como los bifosfonatos y los estrógenos, y para saber cuándo debe discontinuarse el tratamiento. Por otra parte, el empleo de estos biomarcadores en niños puede ser de utilidad para examinar su salud ósea, además de evaluar y monitorizar el tratamiento de una enfermedad metabólica ósea, tal como sucede para el adulto. Es importante que los profesionales de laboratorio dispongan de conocimientos al día para contribuir a una mejor atención de estos pacientes. El programa del curso se ha diseñado para que el asistente conozca el metabolismo óseo, el papel que tienen diversos componentes biológicos en él. Posteriormente su aplicación como biomarcadores, su problemática concreta, y su utilidad clínica actual en niños y adultos. Además, contará con una sesión de casos clínicos, es un programa bastante amplio.

4. ¿Qué enseñanzas prácticas va a llevarse a su laboratorio un asistente al Curso?
Va a conocer los pormenores de los aspectos premetrológicos y metrológicos de los biomarcadores óseos, la problemática asociada y las recomendaciones que existen al respecto. También actualizará sus conocimientos sobre el papel que realizan estos marcadores en la monitorización de la respuesta terapéutica a fármacos antiresortivos y anabólicos en las enfermedades óseas, y de los criterios diagnósticos actuales de las enfermedades óseas metabólicas del niño y de la osteoporosis en el adulto.

5. En su opinión, ¿qué queda por hacer a partir de ahora en este ámbito? ¿Cuáles son los próximos desafíos?
La verdad es que durante años estos biomarcadores han tenido una reputación limitada debido a una serie de condicionantes: su alto coeficiente de variabilidad biológica intraindividual, la necesidad de utilizar tan solo muestras adecuadas, la falta de valores de referencia, la existencia de una gama demasiado amplia de biomarcadores, la falta de armonización de métodos de medida… Sin duda, en un futuro próximo las guías de práctica clínica acabarán por recomendar el uso de varias de las aplicaciones que ya se realizan en la actualidad.

6. ¿Considera útil la celebración de congresos del Laboratorio Clínico?
El congreso es una ocasión muy estimable para que todos los profesionales del laboratorio nos pongamos al día en temas muy diversos. A mí siempre me ha llamado la atención cómo el ponente de un curso, tras acabar, se sienta a escuchar la siguiente conferencia como un alumno más, para tomar apuntes y aprender; es lo que ocurre en nuestro ámbito: siempre volvemos a empezar una vez más. Pero otro aspecto que considero aún más relevante es que este tipo de acontecimientos nos ayudan a mantener la ilusión por la profesión, a pesar del paso de los años. Resulta muy motivador escuchar una charla impartida por un buen comunicador. Si al llegar a casa nos apetece releer los apuntes, buscar esas citas que hemos anotado y completar la información que se nos quedó a medias, la función del congreso se ha cumplido.

¡ULTIMAS PLAZAS DISPONIBLES!

Os recordamos que quedan tan sólo unas pocas plazas para los Cursos Pre-Congreso. No perdáis la oportunidad de inscribiros a través de nuestra web: www.labclin2014.es

EVALUACIÓN ECONÓMICA DE LOS TESTS DIAGNÓSTICOS: ¿UNA NUEVA MÉTRICA EN EVALUACIÓN ECONÓMICA?

ENTREVISTA A JAVIER MAR MEDINA, MODERADOR DEL SIMPOSIO 10


D. Javier Mar Medina procede de la Unidad de Gestión Sanitaria del Hospital Alto Deba, Mondragón.

1. Usted es moderador y ponente del Simposio 10. ¿Qué puntos desearía destacar del Simposio? ¿Qué temas concretos se tratarán en él?
Este simposium trata la evaluación económica de las pruebas diagnósticas y, sobretodo, haciendo hincapié en la importancia que tiene que la metodología que se aplique en las pruebas diagnósticas sea lo suficientemente rigurosa como para que los resultados sean reconocidos por todo el mundo.
Tradicionalmente, la evaluación económica no se ha utilizado mucho en el ámbito de las pruebas diagnósticas, en ámbito del laboratorio. Básicamente, lo que había era una incorporación de nuevas técnicas y desarrollo por los cuales el coste en general de las pruebas se iba haciendo menor. Sin embargo, en los últimos años el panorama de las pruebas diagnósticas ha cambiado radicalmente y empezamos a tener pruebas, sobre todo las de genómica, metabulómica o proteómica, que son caras y al mismo tiempo aportan un valor añadido muy importante en términos de medicina personalizada.
Entonces, ¿qué es lo que ocurre? Pues que el marco de evaluación económica que hemos manejado en general es el marco de los medicamentos. Cuando hablamos de la aplicación de ese marco al ámbito de las pruebas diagnósticas no es fácil aplicarlo porque el nivel de información normalmente es distinto. En farmacología normalmente para poner en el mercado un producto hay que hacer una serie de ensayos clínicos y estar muy seguros de que ese medicamento de entrada no hace daño a los pacientes. Eso no ocurre con las pruebas diagnósticas, pues el desarrollo de pruebas diagnósticas no exige todo el proceso de recogida de información acerca del impacto que va a tener en el paciente ese test. Esto implica que cuando queremos utilizar las técnicas que están desarrolladas básicamente para un nivel de información muy alto, sean difíciles de aplicar.
En mi opinión el reto principal es incorporar al ámbito del laboratorio las herramientas de la evaluación económica para que cuando se plantee si se modifica  o no la cartera de servicios del laboratorio seamos capaces de medir lo que aporta beneficio en salud y el coste que ello supone.

2. ¿Quién participa? ¿A quién va dirigido?
El simposio va dirigido, en principio, a los profesionales del laboratorio en general, pero más en concreto a aquellos que se encargan de la gestión de los laboratorios. Pero además, yo creo que tiene interés para residentes. Es fácil ver la utilidad para los gestores en la medida de que es una forma de analizar la dimensión económica de la incorporación o no de las pruebas diagnósticas a la cartera de servicios, pero yo creo que para los residentes también tiene un interés especial, como es el hecho de que las técnicas de evaluación económica no son técnicas que se puedan ejecutar de modo automático y sean “realizables por máquinas”. Una de las preocupaciones que deben tener los residentes a la hora de pensar en su futuro laboral es desarrollar habilidades que no sean reproducibles mecánicamente. En este sentido, la evaluación económica implica utilizar un enfoque muy multidisciplinario; hace falta integrar elementos provenientes de la gestión, de la clínica, de la epidemiología, de la economía, de la estadística y, por supuesto, también de lo que es el cuerpo científico del laboratorio. La integración de todos estos aspectos suele ser muy difícil de llevar adelante, porque al final casi todos preferimos jugar en nuestro terreno. Entonces, pensando en términos de los residentes, a mí me parece que van a hacer falta en los próximos años profesionales que sean capaces de entender qué aportan las pruebas diagnósticas y al mismo tiempo que sean capaces de medir cuál es su impacto económico y su impacto en salud.
Los participantes vamos a ser Ildefonso Hernández (Departamento de Salud Pública, Historia de la Ciencia y Ginecología, Facultad de Medicina de la Universidad Miguel Hernández de Alicante), Carlos Campillo (evaluación clínica y de servicios de salud, Servei de Salut de les Illes Balears, Palma) y Javier Mar (médico epidemiólogo de una unidad de investigación especializado en evaluación económica). Lo que vamos a hacer es tratar de responder a las diferentes facetas de la evaluación económica en el ámbito del laboratorio.

3. En los últimos tiempos han surgido voces que señalan la inutilidad de algunas pruebas que se realizan a pacientes. ¿Hay datos que le inviten a usted a pensar que hay test inútiles? ¿Tiene conocimiento de algún proyecto para evaluar desde el laboratorio la inutilidad o la obsolescencia de algunas pruebas?
No tengo datos concretos al respecto. Una cuestión importante es tener en cuenta que cuando se toma una decisión en medicina el impacto acaba siendo a medio y largo plazo. ¿Hay que implicar técnicas de fenotipado, de polimorfismos, para identificar aquellos pacientes que responden a una medicación concreta? Este tipo de cuestiones son las que se están planteando en estos momentos. Sí que es verdad que existe el tema de la desinversión en salud, de qué técnicas han dejado de tener sentido y que sin embargo seguimos manteniendo de forma acumulativa, pero ese es un tema de gestión económica, de que cuando se incorpora un procedimiento nuevo que suple a uno anterior, lo lógico es eliminar el antiguo.

4. ¿Ha influido de alguna manera especial en la configuración de la temática de este simposio el contexto de crisis económica que atraviesa en estos momentos España?
No, no necesariamente. Es cierto que en todo lo que es la dimensión económica de la sanidad en general y de la relación de los químicos con los pacientes y la toma de decisiones médicas, la crisis ha hecho que se dé mayor valor a lo que es la dimensión económica. Hace cincuenta años lo que importaba eran los criterios médicos, curar al paciente a toda costa, pero la cultura ha ido cambiando y ahora todos somos conscientes de que los recursos son limitados y que el sistema sanitario no puede llegar a cubrir todas las demandas que se le plantean.
Otra cuestión que yo creo que es importante, que es lo que ha cambiado radicalmente, es todo el desarrollo del proyecto Genoma Humano, de la medicina personalizada, de la genómica, etc. La aparición de un nuevo paradigma de test de pruebas diagnósticas, que a diferencia de las anteriores son relativamente caras, ha puesto encima de la mesa la necesidad de incorporar la evaluación.

5. ¿Considera, en este sentido, que el futuro del laboratorio clínico con los estándares de calidad actuales podría estar amenazado?
Hay una amenaza que está encima de la mesa, que es el hecho de que parte de estas pruebas diagnósticas se está incluyendo en la cartera de servicios del hospital, pero no a la del laboratorio, porque se externalizan. Puede ocurrir que el laboratorio pierda la capacidad de incorporar la realización de estas técnicas y ser un mero transmisor que recoge las muestras y las deriva. Eso puede ocurrir pero yo creo que en la medida que todas estas técnicas diagnósticas van a ir abaratándose, porque es lo que lleva ocurriendo desde hace unos años, posiblemente el laboratorio va a tener la oportunidad y el reto de incorporar a la propia cartera de servicios todas las técnicas, muchas de las cuales hasta ahora no habían estado disponibles por estar externalizadas.

6. ¿Qué incógnitas quedan por resolver actualmente? ¿Cuáles son, en su opinión, los principales desafíos que se deberán afrontar en los próximos años en este ámbito?
El reto principal es que la evaluación económica se incorpore al conjunto de herramientas que utilizan los profesionales del laboratorio para tomar decisiones respecto a cómo organizar su trabajo. Eso conlleva un esfuerzo metodológico que en estos momentos es difícil por la falta de cultura de evaluación económica en el laboratorio. En el momento en que se haga frente a ese reto, no veo mayor problema en incorporar la evaluación a los laboratorios.

7. ¿Considera útil la celebración de los Congresos Nacionales del Laboratorio Clínico? ¿Qué objetivos cree que debe cumplir un evento de estas características?
Un congreso anual es una oportunidad para que los profesionales de laboratorio compartan sus experiencias, tanto científicas como profesionales. Yo creo que el mundo del laboratorio está en una encrucijada y es importante que se haga una reflexión sobre ello; el laboratorio depende en gran medida de  los desarrollos tecnológicos en los que se apoya, y los cambios tecnológicos son tan rápidos, que los profesionales del laboratorio necesitan reflexionar hacia dónde tienen que caminar.

 

¡YA ESTÁ DISPONIBLE LA NUEVA APP DEL 8º CONGRESO DE LABORATORIO CLÍNICO!

Como no podía ser de otra forma,  el Congreso de Laboratorio Clínico se mantiene siempre a la vanguardia de las tecnologías, para lo cual ha desarrollado una App exclusiva del 8º Congreso.
A través de esta App podrás mantenerte al tanto de toda la información relacionada con el evento, así como descargarte el programa, consultar fechas, dirección de la sede, visionar vídeos, etc.
La App está disponible gratuitamente en las versiones iOs, Windows Phone y Android y puedes descargarla pinchando sobre cada icono.


¡Disfrútala en tu Smartphone!

¡ÚNETE A LA COMUNIDAD DE LABORATORIO CLÍNICO!


No pierdas la oportunidad de mantenerte alerta de todas las novedades del 8º Congreso de Laboratorio Clínico a través de nuestros perfiles en las principales redes sociales. Podrás acceder a todas las noticias importantes relacionadas con el 8º Congreso, así como a vídeos, entrevistas, anuncios y muchas cosas más.

Para echar un vistazo, no tienes más que hacer clic sobre cada imagen:

Socios Patrocinadores